Cambios en la búsqueda de información inmobiliaria en línea y las transacciones impactan significativamente la forma en que el negocio es realizado.

Por ejemplo, en 2012 todos los agentes inmobiliarios utilizaron herramientas de redes sociales regularmente, adicionalmente, los estudios de la Asociación Nacional de Agentes de Bienes Raíces® (NAR) tienen demostrado que más del 42% de los compradores de bienes raíces comienzan sus búsquedas para propiedades en Internet y el 87% de todos los compradores recientes usó Internet en algún momento en su búsqueda de casa.