Un minorista es un intermediario de ventas entre fabricantes y clientes, aunque muchos fabricantes venden directamente a consumidores, generalmente lo hacen para complementar sus principales ventas a través de mayoristas y minoristas. En el mundo físico la venta minorista se realiza en tiendas que los clientes debe visitar físicamente para realizar una compra, aunque a veces los clientes pueden ordenar por teléfono. Empresas que producir una gran cantidad de productos para millones de clientes, como Procter and Gamble, deben usar minoristas para la distribución del producto. Sin embargo, incluso si una empresa vende relativamente algunos tipos diferentes de productos (por ejemplo, computadoras Apple),
aún podría necesitar minoristas para llegar a un gran número de clientes quienes están dispersos en muchos lugares.