Los mercados electrónicos tienen cuatro funciones principales:
1.- permitir que se realicen transacciones proporcionando un lugar para compradores y vendedores.

2.- permitir el flujo de información relevante información

3.- prestación de servicios asociados con el mercado transacciones, como pagos y fideicomiso

4.- proporcionar servicios auxiliares como legal, auditoría y seguridad.

Los mercados electrónicos basados ​​en la web, han cambiado varios de los procesos utilizados en el comercio y las cadenas de suministro. En muchos casos, estos cambios, impulsado por la tecnología, con frecuencia ha resultado en:

-Reducir el tiempo de búsqueda de información y costo a los compradores
– Menor malentendido de información entre vendedores y compradores
– Posible reducción en el intervalo de tiempo entre compras y posesión de productos físicos comprados en línea (especialmente si el producto puede digitalizarse)
– La capacidad de los participantes del mercado para estar en diferentes ubicaciones mientras se negocia en línea
– La capacidad de realizar transacciones en cualquier momento (24/7) desde cualquier lugar